Depilación Eléctrica

La depilación eléctrica o se basa en la introducción de una aguja extremadamente fina por debajo de la piel que consigue llegar hasta el folículo del vello. 

De este modo se logra aplicar una leve corriente que destruye y elimina la raíz de cada uno de los vellos de nuestro cuerpo. Es preciso realizar esta técnica de forma individual, es decir, aplicando la corriente pelo por pelo. 

Por norma general el cliente precisa de varias sesiones para llegar a conseguir una depilación definitiva.

Esta técnica depilatoria es ideal para aquellas zonas en las que no puede ser utilizada la depilación láser, como ocurre con la depilación de la zona de las cejas. 

La depilación eléctrica apenas conlleva ningún tipo de riesgo para el paciente.

Nuestra especialista en depilación eléctrica será quien guie durante el tratamiento y será a la vez quien indique, dependiendo de las características de cada cliente, de cómo realizará la depilación eléctrica.